¿Slow fashion? – Nueva etapa

Abro nueva etapa en el blog con una entrada muy diferente a lo que os tengo acostumbrados… y es que me ha dado fuerte y pretendo que mi blog me acompañe en esta etapa que comienza hoy mismo y que rompe un poco con la anterior… ¿O quizás no? ¿Quieres saber qué comienza? Sigue leyendo.

 

 

En el post os hablo de mi nueva andadura que no es otra que una nueva manera de entender la moda en la que intentaré hacerlo de una forma más consciente, más sostenible y mucho más slow.

Si me conocéis o me seguís desde hace tiempo esto puede que os sorprenda, pues no hay nadie a quien le guste ir de tiendas más que a mi. Sin embargo, a raíz de descubrir a algunas bloggers que practican un concepto de moda mucho menos acelerado, al proyecto famosísimo del armario cápsula (del que ya os hablaré) y a la sensación que siempre me acompaña ultimanente de “no tengo nada que ponerme” me he dado cuenta de la posibilidad de vivir la moda de una manera mucho más pausada, donde de verdad comprar aquello que necesite, donde invertir más en calidad y menos en cantidad, donde no dejarme llevar por tendencias de dos meses de caducidad y donde poder expresarme de una manera mucho más creativa.

Con todo esto no pretendo engañar a nadie, no me voy a convertir en una persona que pase de las tendencias o que se prohiba comprar ropa de manera radical pero pero sí intentaré verla de una manera mucho más pausada, pensando bien antes de comprar.

En el blog os mostraré mi camino y os iré descubriendo detalles de mi armario cápsula, qué hay en mi wishlist (de verdad), tiendas que descubra, blogs que me inspiren, looks que crear con lo que tenemos en el armario y lo que se me vaya ocurriendo relacionado con una visión de la moda mucho más minimalista de la que tenía antes.

Espero que este cambio os haga ilusión al igual que a mi y os interese vivirlo de cerca.

¡Hasta pronto!

4 thoughts on “¿Slow fashion? – Nueva etapa

  1. ¡Genial! Yo aplaudo la slow fashion y el tener aquello que realmente nos merece a pena sin llenar nuestro espacio de objetos que no significan nada en nuestra vida, ¡es todo un proceso! Gracias por tus reflexiones

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *